Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Dura carga policial en un pueblo de menos de 500 habitantes

Domingo.1ro de octubre de 2017 104 visitas Sin comentarios
En la Tallada d’Empordà. #TITRE

La Guardia Civil requisa la única urna en el municipio y deja heridos y destrozos en el Ayuntamiento y una peluquería.

Ariadna Oller Mitjanas, La Tallada d’Empordà

La Tallada d’Empordà ha sido uno de los puntos oscuros del 1 de octubre en Catalunya. El municipio del Baix Empordà, de unos 470 habitantes y un censo de unos 300 votantes, ha sido foco de una de las actuaciones de la Guardia Civil contra el referéndum esta mañana, cuando varios agentes se han presentado ante el Ayuntamiento, dispuestos a frenar la votación.

Maria Dolors Guardia, teniente de alcalde del municipio, ha hablado con La Vanguardia para narrar la experiencia, que ha ocurrido entre las 10:30 y 10:45. “Estábamos desayunando con tranquilidad, e intentando solucionar los problemas informáticos con el censo electrónico”, ha dicho, “cuando han llegado muchos Guardias Civiles, creo que eran unos 15, todos muy protegidos”. Maria Dolors ha explicado que los agentes no se han identificado ni llevaban ninguna orden judicial y ha destacado que iban “con mucho empuje”. De hecho, ha definido su actitud como “brusca y violenta”.

Ante la negativa de los vecinos de dejarles entrar, los agentes han intentado acceder al edificio destrozando una persiana lateral y varias puertas. Ante la falta de éxito, han cargado contra las decenas de vecinos concentrados frente a la puerta y han quedado varios heridos leves, des de más gravedad: un hombre con un moratón y una mujer con un golpe en la espalda que ha tenido que trasladarse al Hospital de Palamós. “Ha sido horroroso”, afirma Maria Dolors.

Tras abrirse paso entre la gente, los agentes han destrozado la puerta principal del Ayuntamiento a golpes de mazo. Dentro quedaban las personas más vulnerables, “bebés. niños y gente mayor”, que han salido de forma pacífica. los Guardias Civiles han encontrado la urna en el despacho de alcaldía; pero antes han destrozado todas las instalaciones. Maria Dolors denuncia que “han entrado en todas las dependencias municipales y han encendido el ordenador de alcaldía”, algo que afirma que es “una vulneración de la protección de datos”, puesto que contiene información municipal. La Guardia Civil ha sacado la urna por una peluquería adjunta al Ayuntamiento, donde también han realizado destrozos.

Tras lo ocurrido, la votación en La Tallada d’Empordà no se ha podido reanudar. “Nos hemos quedado sin nada”, dice la teniente de alcalde, que explica que los Mossos d’Esquadra han levantado acta de los daños y ella ha presentado denuncia en la comisaría de La Bisbal d’Empordà. En cuanto a los vecinos que quedaban por votar, se han repartido por pueblos cercanos. “Yo he votado en Verges”, ha dicho Maria Dolors, “y otros lo han hecho en Bellcaire d’Empordà, Albons, Ullà o Torroella de Montgrí”.

La teniente de alcalde afirma que “nunca hubiera imaginado presenciar una cosa así”, sobre todo por la brutalidad que han mostrado los agentes desde el primer momento, “ha sido un ataque brutal contra la población, algo impensable en el siglo XXI”, ha sentenciado.

La Vanguardia

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.