Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Dignidad israelí, dignidad palestina

Miércoles.7 de julio de 2010 726 visitas - 1 comentario(s)
Una Línea sobre el Mar #TITRE

Un círculo dentro de otro círculo. Por un lado, el círculo de violencia y terror que clava más y más hondo el conflicto en Oriente Medio con cada nueva víctimización que logra producir.

Dentro, el Círculo de Padres, una organización que reúne a más de 500 familias israelíes y palestinas que transforman el dolor por la pérdida de un ser querido en acciones por una paz reconciliadora.

Insumisos a la victimización, su palanca de cambio es la dignidad y la complejidad del mismo hecho de ser humanos.

En Una Línea sobre el Mar pudimos conversar y pensar en compañía de Aaron Barnea y Alí Abu Awwad, representantes internacionales del Círculo de Padres.

¿Qué significa reconciliación? ¿Puede darse antes de un Acuerdo de Paz? ¿Qué hace concretamente el Círculo de Padres al respecto? ¿El carácter apolítico del Círculo es una debilidad o una fuerza? ¿Hay humanidad en todos los otros o sólo en “algunos” otros?

Referencias:

- Web del Círculo de Padres
- El Círculo de Padres en España
- Red Internacional por la paz
- Entrevista con Aaron Barnea
- Entrevista con Mazen Faraj

http://www.unalineasobreelmar.net/2010/06/08/dignidad-israeli-dignidad-palestina/

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.
  • Dignidad israelí-palestina= Dignidad humana

    9 de julio de 2010 10:08, por Neo

    Abrir la muralla y deja pasar a la dignidad de padres israelies y palestinos que buscan la reconciliación huyen de la venganza, el miedo y la violencia y van hacia el futuro.

    Ni olvido ni perdón sino la búsqueda de una profunda reconciliación con otros y con uno mismo. (ver silo.net enero 2010).

    Nada hay por encima del ser humano, ni el Estado, ni la Religión, ni tampoco otro ser humano que se sienta por encima de otro ser humano.

    Con este nevo centro de gravedad, con esta referencia vital, se pueden ordenar las cosas y la propia vida.

    Un nuevo Humanismo Universalista recorre el planeta.

    Responde este comentario