Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

¿Debe Utopía Contagiosa renunciar al pacifismo?

Martes.15 de diciembre de 2015 268 visitas - 1 comentario(s)
Utopía Contagiosa. #TITRE

Después de más de dos décadas como grupo pacifista, antimilitarista y noviolento, Utopía Contagiosa se está planteando si debe renunciar al pacifismo. (O, quizá, lo que ocurre es que el pacifismo, con intereses meramente electorales, está siendo invadido por militares y militaristas).

¿Por qué?

Bien claro. En múltiples charlas, debates, conversaciones privadas, los militares y los militaristas de PP y PSOE nos han explicado, airados, que ellos son los primeros y los mayores pacifistas sobre la faz de la tierra. Ante nuestra perplejidad (hace años) y nuestra hilaridad (recientemente) nos han intentado convencer de que:

Los militares son los que menos quieren la guerra porque serían los más expuestos en una.

Nosotros, con paciencia, hemos dicho que no se hiciesen los mártires, que en las guerras modernas los militares mueren mucho menos que los civiles, cuestión que es altamente falsa según nos cuenta ABC.

los militares son los que más trabajan por la paz, pues con sus ejércitos, bombas e invasiones, evitan que la guerra llegue al interior de nuestras fronteras.

Nosotros, con temple, hemos argumentado que su “trabajo por la paz” es construir día a día un mundo más injusto en el que los conflictos internacionales se resuelven (es decir, no se resuelven nunca) por la ley del más fuerte, que sus ejércitos fueron los que nos tuvieron durante 40 años en la paz de la dictadura, que sus invasiones en guerras prefabricadas e injustas son una de las causas, repetimos, una, de los atentados de Madrid o de la crónica inseguridad mundial.

Hemos demostrado que el gasto en defensa militar priva a las sociedades de oportunidades de desarrollo social justo y respetuoso con el medio ambiente.

Pero ellos se dicen a sí mismo pacifistas. Y si ellos son pacifistas ¿nosotros somos pacifistas?

Ahora nos salen, por ejemplo, en La Vanguardia tildando a Julio Rodríguez, uno de los últimos fichajes de Podemos, como el general pacifista.

¿Pacifista?

Nos recuerda El Mundo que Julio Rodríguez se hizo militar con el ejército franquista, y lo hace con unas frases, atribuidas a un compañero suyo, muy curiosas:

A Julito El Rojo, su alias entre los pilotos de la academia general del Aire, las ideas conservadoras mamadas en la casa familiar desde la infancia apenas le influirían. Aunque sí le valdrían en sus inicios, especialmente para entrar en la academia del Aire. “Éramos todos unos carcas y unos franquistas.Y Julio también”, recuerda un compañero suyo de estudios. “Ten en cuenta que para entrar en la Academia, aparte de los exámenes de ingreso, tenías que demostrar tu afinidad a Franco y al Movimiento Nacional. Pero a Julio no le hizo falta demostrar nada porque era el hijo de Fuciño (mote por el que era conocido su padre, aviador del Ejército Nacional durante la Guerra Civil)

Hasta hace poco estaba en el Foro Milicia y Democracia, Foro que busca lavar el nombre de la Unión Militar Demócrata, en la que Julio Rodríguez no se apuntó:

Él, sin embargo, nunca llegó a afiliarse ni perteneció a la UMD (Unión Militar Democrática), grupo clandestino creado en 1974 dentro del Ejército para combatir la dictadura de Franco (“Más le valió porque, de haberlo hecho, jamás hubiera llegado a general”, dice el teniente coronel de Infantería Fernando Reilens, de la UMD), pero sí tuvo actitudes y comportamientos que demostraron entonces su afinidad ideológica y política con este grupo de militares. Lo recuerda José Ignacio Domínguez, antiguo miembro de la UMD y compañero de Julio en el Ejército del Aire: “Fue durante su destino en la base de Manises (Valencia) como capitán en el Ala 11. Allí trasladaron a un grupo de compañeros de la UMD que estaban detenidos para que cumplieran sus arrestos en este cuartel, en el Pabellón de Oficiales, y Julio tuvo el valor y el detalle de ir a saludarles. Aquello fue muy comentado entre los oficiales”.

Solidario, como se ve, hasta donde llega el saludo, pero más preocupado por su carrera que por la coherencia de sus ideas “de izquierda”.

Pero sigamos con los detalles del pacifista Julio Rodríguez:

Hay que ser conscientes que el general ha participado, como alto mando, en los muy pacifistas gobiernos de Aznar, Zapatero y Rajoy. Es corresponsable, cada vez más porque sus cargos eran cada vez más influyentes, en las múltiples incursiones militares españolas en países extranjeros, en el despropósito del crecimiento ingente de la deuda militar por los Programas Especiales de Armamentos (PEAS) que han hundido financieramente al Ministerio de Defensa, en la ocultación del Gasto Militar ingente en España, de la alianza hispano-americana, de la participación de España en la OTAN, … ¿acabó con la macrocefalia endémica del Ejército español cuando pudo?, ¿hemos dejado de tener 1 mando por cada 2 soldados?, etc.

Siendo corresponsable de todo ello, tan sólo se ha sabido que era pacifista cuando decidió acabar su carrera militar y lanzarse a la política. No es lógico ni coherente desde la perspectiva pacifista. ¿Por qué no dimitió?, ¿por qué no protestó?

¿Cuál es el bagaje pacifista de Julio Rodríguez?, ¿tal vez hacer la guerra o prepararla?.

No hay ningún respeto al movimiento pacifista.

Los medios de comunicación y los partidos políticos no tienen ningún respeto al movimiento pacifista. ¿Se atreverían a decir que el presidente de las eléctricas o de las nucleares es ecologista, se atreverían a titular que un machista es feminista, …? No, ¿verdad?

Sin embargo, con el pacifismo todo vale, no hay ningún rigor ni ninguna crítica.

Este general ha promovido durante más de 40 años el militarismo. Y el militarismo no es neutro y, mucho menos, pacifista. El militarismo promueve la violencia directa, estructural y cultural, la dominación como metodología y como fin último. El militarismo impide el desarrollo social en España y en el Tercer Mundo, crea y exporta guerras, fomenta dictaduras.

¿Y Podemos, es tan pacifista como e General o más?

¿Por qué Podemos no da el visto bueno a su círculo antimilitarista, que ha respetado las reglas internas de debate e inscripción?
11 de noviembre a las 10:06 ·

Y mientras, este círculo Pacifismo y Alternativas de Defensa entra en su séptimo mes sin ser validado, cuando la “secretaría de organización” se comprometía a hacer lo propio en un mes ya por abril con el grupo de 30 círculos sectoriales pendientes de ese trámite, entre los que aún nos encontramos. Tal vez cosas como este nombramiento a dedo lo expliquen todo.

¿Por qué Podemos no invita a su círculo antimilitarista a participar en igualdad con su círculos y personas militaristas?

¿Por qué Podemos se salta la democracia interna e impone en una buena posición a Julio Rodríguez en sus listas en Zaragoza?

¿Cómo ha decidido democráticamente Podemos que se van a respetar los acuerdos con la OTAN?, ¿en qué foro, con qué votaciones, con qué participación, con qué resultado? Porque si nada de esto queda claro, parece que Podemos, cada vez más, en temas de Defensa, está más al lado de la casta y toma una deriva muy parecida a la del PSOE en los años 80 con aquel OTAN, de entrada no.

¿Puede un partido ser pacifista cuando encumbra a militaristas tan prestigiosos? ¿cuando su programa propone también el militarismo?

Posiblemente Podemos gane votos por la derecha (ellos lo llaman el centro) con la incorporación de Julio Rodríguez en sus filas, pero con mayor seguridad van a perder votos del movimiento social llamado pacifismo y de todo lo que representó su lucha horizontal y desobediente. Posiblemente todo esto nos huele mucho a épocas ya vividas con decepción por la traición del PSOE. Tal vez estemos a un paso de alertar de que votar a Podemos con una pinza en la nariz es tan poco coherente como el propio pacifismo de Podemos.

¿Debe Utopía Contagiosa renunciar al pacifismo?

Pensamos que no. Pensamos que debemos denunciar los intentos interesados y militaristas de ocupar este término que les es antagónico. Su pacifismo es también parte del enemigo contra el que hay que seguir en lucha social.

Fuente: http://www.utopiacontagiosa.org/201...

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.