Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

“Cuantas más mujeres estén en el ejército, habrá más posibilidades de paz”

Martes.12 de junio de 2012 840 visitas Sin comentarios
Clara muestra de lo que llaman “feminismo de estado” #TITRE


Bochornosa la instrumentalización de las luchas por la igualdad entre sexos que está realizando el estado. Además del demagógico titular, es de tener la cara muy dura pretender que la mujer se “libera” pasando a formar parte de las instituciones al servicio de la violencia criminal. Verdad en cambio es lo que dice el titular de la noticia: "La presencia de la mujer se considera necesaria para la eficacia". La eficacia de legitimar la institución militar y de desviar el muy "útil" feminismo hacia su utilización por el poder. Lo malo es que hay colectivos que se dicen “feministas” que apoyan estos hechos y estos discursos. Nota de Tortuga.


España inaugura el I Curso Internacional de Asesoría de Género en Operaciones

La presencia de la mujer se considera "necesaria para la eficacia".

Patricia R. Blanco. Madrid

“Cuantas más mujeres estén en el Ejército, habrá más posibilidades de paz”. La frase, con la que la subsecretaria de Estado para la Defensa, Irene Domínguez-Alcahud, ha inaugurado esta mañana el I Curso internacional de Asesoría de Género en Operaciones, no alude a cuestiones de igualdad ni de cuotas en cuanto a la presencia de hombres y mujeres en las Fuerzas Armadas. Son necesarias para la “eficacia de las operaciones”. “¿De qué otra forma se podría entablar contacto, por ejemplo, con las mujeres afganas si no fuera a través de mujeres militares?”, se preguntan en el Ministerio de Defensa.

La perspectiva de género “en el planeamiento, ejecución y desarrollo de las operaciones” aporta un valor añadido, sostiene Fernando Izquierdo, jefe de la Unidad Internacional del Observatorio de Género. “Por un lado, integramos a la mujer local en el proceso de reconstrucción, y por otro, conectar con las mujeres locales a través de nuestras mujeres militares muchas veces proporciona mayor seguridad porque tenemos información que de otra manera no se podría tener”, explica Izquierdo.
Algunas prácticas que ya se han puesto en marcha lo demuestran. El Equipo de Reconstrucción Provincial de Canadá en Kandahar (Afganistán) se valió de mujeres militares para establecer contactos con una mujer afgana que visitaba la base de la OTAN para vender bisutería y productos locales. A partir de ese contacto, se establecieron “reuniones secretas periódicas con mujeres afganas, en las que expresaban sus preocupaciones”, aseguran fuentes de Defensa. Las reuniones sirvieron para integrar a las mujeres en los foros de decisión con civiles locales, al tiempo que ellas facilitaron información sobre localizaciones de artefactos y explosivos y sobre líderes talibanes locales. Según el ministerio que dirige Pedro Morenés, “esta información evitó atentados y contribuyó a la seguridad de la misión”.

“De momento, estas iniciativas se hacen motu proprio, pero con el curso queremos capacitar a los equipos para que aporten una perspectiva de género a las misiones y tengan en cuenta el número de mujeres que se necesitan para formar el contingente”, aclara Izquierdo.

La capacitación en asesoría de género a civiles es una exigencia de una directiva de la OTAN, de septiembre de 2009, en relación a la implementación de la resolución 1325/2000 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre mujeres, paz y seguridad. El curso que se celebra durante esta semana en España es una iniciativa bilateral junto con Holanda acreditada por el Colegio Europeo de Seguridad y Defensa.
En España, las misiones en el exterior cuentan con un 7% de mujeres, mientras que en el ejército su presencia supone el 12% del total. “No hemos hecho estudios precisos, pero para que luego puedan formar parte de los equipos y no tengan que hacer más rotaciones que los hombres se necesitan más [mujeres]”, afirma Fernando Izquierdo, aunque asegura que, por el momento, el Ministerio de Defensa no hará campañas de captación específicas.

El País


España desplegará en Afganistán las primeras mujeres militares destinadas al contacto con la población

España desplegará este año por primera vez en Afganistán un equipo de mujeres militares destinado principalmente al contacto con la población local y se sumará así a la iniciativa de los ’female engagement team’ ya desplegados por otros países y que ahora la OTAN quiere potenciar.

Madrid - Ep

Así lo ha anunciado la subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez-Alcahud, durante la inauguración del primer curso internacional para la formación en perspectiva de género a civiles y militares que van a participar en misiones internacionales. El curso, organizado en colaboración con Holanda y homologado por el Colegio Europeo de Seguridad y Defensa, demuestra que españoles y holandeses están "en la vanguardia" en esta materia, que la OTAN quiere potenciar, según ha dicho la subsecretaria.

En su intervención, Domínguez-Alcahud ha destacado que es más fácil construir la estabilidad de un país si se cuenta con todo su "capital humano" y, por ello, ha recalcado que cuanta mayor "presencia y protección" se dé a las mujeres, mejores serán las oportunidades de éxito de las misiones.

Según la subsecretaria, el Ministerio está convencido de la importancia de aplicar la normativa internacional sobre el fortalecimiento de la presencia de las mujeres en los procesos de construcción de paz y, por ello, está realizando actuaciones para incluir la perspectiva de género en la formación de militares y en todo el proceso de planeamiento de las operaciones.

En concreto, incluye ya estas cuestiones en el adiestramiento previo al despliegue de los contingentes y organiza actividades, seminarios y cursos a nivel nacional e internacional. Además, desde 2011, el contingente español desplegado en Baghdis cuenta con un asesor de género responsable de apoyar al mando en estos asuntos.

Al margen de esta iniciativa, Domínguez-Alcahud ha explicado que ya se está desarrollando un programa de formación de ’female engagement team’, con el objetivo de "desplegar este tipo de equipos" femeninos "de manera permanente en Afganistán a lo largo de este año".

Según ha explicado el teniente coronel de Infantería de Marina, Fernando Izquierdo, jefe de la Unidad Internacional del Observatorio Militar de la Igualdad, muchos países ya introducían "motu proprio" mujeres en sus equipos de reconocimiento, pero ahora la OTAN quiere establecer una "doctrina uniforme" para que todos los aliados actúen de la misma manera y tengan presente la importancia de la perspectiva de género en el planeamiento.

De modo contrario, avisa, puede ocurrir que los contingentes no cuenten con el número suficiente de mujeres para poner en marcha estas iniciativas. El teniente coronel Izquierdo ha insistido en la importancia de que "los contingentes tengan un número adecuado de mujeres" y ha reconocido que "normalmente no se llega a ese número porque es muy complicado". HAY

En la actualidad, entre el 7 y el 8% del total de militares españoles desplegados en el exterior son mujeres, una cifra que, según ha explicado el teniente coronel, debería ser "superior". "La idea es fomentar que vayan más", ha explicado. En la actualidad, el 12,1% de los miembros de las Fuerzas Armadas son mujeres.

Entre las dificultades para esta mayor participación de las mujeres en las operaciones en el exterior se encuentran los "problemas de conciliación en la vida familiar", un asunto al que, según el responsable del Observatorio, se le está dando también atención para estudiar "caso por caso" la mejor manera de afrontarlos.

Los primeros ’female engagement team’ llegaron a Afganistán en 2009, pero su presencia no se hizo permanente hasta 2010, principalmente en contingentes norteamericanos y estadounidense, según datos de la OTAN. Sus misiones son estar en contacto con la población local, principalmente con las mujeres, y, además de apoyar operaciones de seguridad, organizar actividades de carácter sanitario y educativo y proyectos de desarrollo destinados directamente a mujeres.

Asimismo, tienen como objetivo proporcionar información valiosa sobre la comunidad local, incluyendo la actividad de los enemigos, y lanzar mensajes sobre la importancia de la educación y la influencia de las mujeres.

Según informa Defensa, la Alianza Atlántica ha fomentado la inclusión de la perspectiva de género en las operaciones militares, porque cree que es "un valor añadido al éxito de la misión". Como ejemplo, ha estudiado y valorado algunos casos prácticos de cómo este enfoque ha dado resultados.

Entre estos casos, se encuentra la experiencia del Equipo de Reconstrucción Provincial canadiense en la provincia de Kandahar, que designó a un grupo de mujeres militars para establecer contacto con afganas de la zona, aprovechando las visitas regulares de una mujer que vendía bisutería en la base de la OTAN.

Tras un primer contacto, se organización "reuniones secretas periódicas" en las que las mujeres "expresaban libremente sus preocupaciones sobre su no participación en las decisiones de reconstrucción y sus prioridades sobre asuntos sociales y familiares".
Además de reconducir el "modelo radical" de "exclusión de la mujer" entre la población local, las mujeres afganas "facilitaron información sobre localizaciones de artefactos explosivos y sobre líderes talibanes locales", que "evitó atentados y contribuyó a la seguridad de la misión".

En el curso que tendrá lugar esta semana en el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) participan 51 alumnos de 14 países. Una vez concluyan su formación, se sumarán al centenar de civiles y militares que participaron en los dos cursos piloto que se hicieron en 2011.

Según Defensa, con esta iniciativa "pionera", España "se adelanta al llamamiento" del Consejo Europeo en lo referente a la formación de género en misiones, en el contexto de la Política Común de Seguridad y Defensa. A partir de ahora, el resto de países que quieran desarrollar un curso en asesoría de género deberá utilizar el programa creado por España y Holanda.

Además, desarrolla el concepto de la ’defensa inteligente’ o ’smart defence’ que pretende impulsar la OTAN para que sus socios compartan capacidades y logren así una mayor eficiencia en el empleo de recursos.

La Razón