Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Costa de Marfil: otro conflicto bélico creado por los países occidentales

Jueves.31 de marzo de 2011 1742 visitas - 2 comentario(s)
En defensa de sus intereses económicos #TITRE

Ver en Tortuga:

Francia busca también un ataque internacional a Costa de Marfil

Carta al director de El País, no publicada ni publicable, sobre la crisis en Costa de Marfil

Costa de Marfil: los medios nos engañan una vez más


Ya se habla de un millón de desplazados y de unos 100.000 refugiados en los países vecinos

Gran ofensiva del Ejército de Ouattara en Costa de Marfil

Guin Guin Bali

El Ejército de Alassane Ouattara, a quien la comunidad internacional reconoce como presidente de Costa de Marfil, ha lanzado una amplia ofensiva militar este lunes contra el Ejército marfileño. Los combates comenzaron en el oeste, donde los ouattaristas han tomado la estratégica ciudad de Duékoué, y continuaron en las ciudades de Daloa (centro-oeste) y Bondoukou (este del país). Ya se habla de un millón de desplazados internos y unos 100.000 refugiados en los países vecinos, cifra que podría incrementarse en las próximas horas.

Los combates entre ambos ejércitos, Fuerzas Republicanas (ouattaristas e integrados fundamentalmente por los rebeldes de Fuerzas Nuevas) y las Fuerzas de Defensa y Seguridad (FDS, pro Gbagbo) abarcan ya a toda la línea del frente fijado tras la anterior guerra civil en Costa de Marfil en 2002, que dividía al país en dos mitades, el norte controlado por los rebeldes y el sur por las fuerzas gubernamentales.

La ofensiva comenzó a las cinco de la mañana del lunes en el oeste del país, donde desde el mes pasado de febrero ya se habían producido combates entre ambos bandos fruto de los cuales los ouattaristas se habían hecho con el control de cuatro ciudades. Sin embargo, la batalla de este lunes se consideraba decisiva al tratarse de la ciudad de Duékoué, un cruce de caminos entre Liberia, Guinea, Yamoussoukro (capital política del país) y el puerto de San Pedro, en el sur, principal puerto exportador de cacao del país.

A mediodía del lunes, los rebeldes ouattaristas aseguraban haberse hecho con el control de la ciudad salvo un pequeño foco de resistencia en un aserradero en la salida oeste de la ciudad.

Mientras tanto, en el centro oeste, las Fuerzas Republicanas aseguran haber tomado la localidad de Bediola en su avance hacia la importante ciudad de Daloa, que continúa durante el día de hoy, mientras que al este del país, los combates se centran en torno a Bondoukou.

El estallido de estos combates coincide con nuevos movimientos en el terreno diplomático, donde la solución al conflicto entre los dos aspirantes a la Presidencia de Costa de Marfil sigue estancado. Esta semana el Consejo de Seguridad de la ONU deberá pronunciarse sobre un proyecto de resolución presentado por Francia y Nigeria con nuevas condenas a Laurent Gbagbo por negarse a dejar el poder y en el que le instan a no utilizar armamento pesado en Abidjan contra los guerrilleros urbanos al mando de Ibrahim Coulibaly que le plantan cara en barrios como Abobo, Anyama o Yopougon.

Mientras tanto, las cifras de la crisis humanitaria producto de tanta violencia siguen en aumento. Ya se habla de un millón de desplazados (sobre todo en Abidjan y el oeste del país) y de unos 100.000 refugiados en los países vecinos, fundamentalmente Liberia, pero también Ghana y Guinea. En los próximos días, estas cifras se pueden ver incrementadas de manera notable fruto de los últimos combates.
Médicos sin Fronteras acaba de hacer público un informe en el que destaca que “la nueva espiral de violencia en la que ha entrado Costa de Marfil hace peligrar el acceso a la atención sanitaria para la población civil. La huída del personal sanitario de las estructuras de salud debido a la inseguridad, sumada a la escasez de medicamentos, está complicando aún más el acceso a la atención médica”.

Esta ONG asegura que “en Abidjan, según las autoridades sanitarias, seis hospitales han visto como la casi totalidad de su personal abandonaba sus puestos de trabajo debido a la inseguridad reinante. Un solo hospital se encuentra en funcionamiento, el de Abobo Sur, donde, desde finales de febrero, MSF se ocupa de las urgencias médicas y quirúrgicas en colaboración con el Ministerio de Sanidad. En este hospital, en tres semanas los equipos sanitarios han atendido en urgencias a 273 pacientes, de los cuales 225 eran heridos de bala. Entre los fallecidos se cuentan mujeres y niños”.

“Todos los días escuchamos disparos en Abobo, y cada día recibimos de 10 a 15 heridos”, explica el Dr. Okanta Chibuzo, médico de urgencias de MSF. El pasado 17 de marzo, un ataque lanzado contra el mercado de Abobo provocó numerosas víctimas. Ese día, los equipos de MSF, en colaboración con el Ministerio de Sanidad, asistieron a 66 heridos de bala o por explosión de obuses: debido a la situación en las calles, habían tenido que llegar al hospital por sus propios medios. “Algunos heridos fueron transportados en los camiones que habitualmente se utilizan para transportar alimentos. Todos ellos eran urgencias”, añadió.
Los pacientes con patologías curables también necesitan asistencia, pero el acceso a la misma es muy limitado, especialmente para los niños con enfermedades agudas, las mujeres embarazadas y las personas con enfermedades crónicas. Además, los pacientes temen salir a la calle para acudir a las consultas. Otra consecuencia del estallido de violencia es que la población huye a refugiarse a lugares que cree más seguros: los habitantes de Abidjan por ejemplo están huyendo masivamente, para instalarse en refugios improvisados o regresar a sus aldeas de origen.

Fuente: http://www.guinguinbali.com/index.p...


Los violentos combates se acercan a la capital de Costa de Marfil

Gbagbo pide un alto el fuego ante la ofensiva de las fuerzas del presidente electo Ouattara

EL PAÍS

Los violentos combates en Costa de Marfil de los últimos días están cambiando rápidamente los equilibrios políticos y militares en el terreno, a costa de un creciente numero de victimas entre la población civil. Los combatientes leales al presidente electo, Alassane Ouattara, han ganado terreno con dos grandes ofensivas desde sus bases del norte.

Tras tomar ayer tres importantes ciudades, las fuerzas leales a Ouattara han llegado hoy a dos pueblos cercanos a la capital Yamoussoukro, según testigos citados por Reuters y France Presse. Esta madrugada se ha producido un intenso tiroteo en la ciudad de Bouafle, a medio camino entre Daloa, conquistada ayer, y la capital del país. Los residentes de Tiebisso, a 40 kilómetros al norte de Yamoussoukro, también informaron de violentos combates.

Frente al avance militar de su opositor, el presidente saliente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, ha hecho un llamamiento para un alto el fuego inmediato. Un portavoz del ex mandatario dijo ayer que el ejército ha adoptado una estrategia de retirada táctica, pero advirtió que podría usar su "derecho legítimo de defensa". Gbagbo se niega a dimitir pese a que la ONU certificó que perdió las elecciones de noviembre frente a Ouattara. "Pedimos un alto el fuego inmediato y la apertura de negociaciones bajo la mediación del representante de la Unión Africana de alta. Si no hay tregua, vamos a utilizar nuestro legítimo derecho de defensa", dijo Ahoua Don Mello, portavoz de Gbagbo.

Casi un millón de personas han huido de sus casas por la violencia - en su mayoría en Abiyán - y por lo menos 462 personas han muerto desde diciembre, según la ONU. En la ciudad de Doekoue, hasta 30.000 personas se han refugiado en el recinto de una misión católica para escapar de los combates. El papa Benedicto XVI ha hecho hoy un "apremiante llamamiento" para el "urgente restablecimiento del respeto y la coexistencia pacífica" en Costa de Marfil y ha anunciado el envío del cardenal Peter Turkson para expresar en su nombre la solidaridad a las víctimas y exhortar a la reconciliación.

Negociaciones "para evitar más victimas"

Por su parte, los seguidores de Alassane Ouattara, reconocido por la comunidad internacional como presidente,afirmaron ayer que habían agotado "todos los medios pacíficos" para que el país salga de la crisis en la que se encuentra tras las elecciones presidenciales del mes de noviembre. "Todos los medios pacíficos para hacer que Gbagbo admita su derrota" en los últimos comicios presidenciales "se han agotado", afirma en un comunicado el partido de Ouattara, la Agrupación de Hufuetistas para la Democracia y el Desarrollo (RHDP).

El portavoz de Gbagbo dijo que las fuerzas de Gbagbo habían recibido una invitación de la Unión Africana para participar en las conversaciones en Addis Abeba, previstas para el 4 al 6 de abril, y no veía "ninguna razón para rechazar una ocasión para el diálogo". En este sentido, afirmó que su bando "espera que el diálogo se abrirá en breve, es inútil persistir en el conflicto y aumentar el número de víctimas". También rechazó las acusaciones de la ONU que las fuerzas pro-Gbagbo habían abierto fuego contra civiles el lunes, matando a por lo menos 10 y la quemando a un hombre en Abidján. En cambio, acusó a la misión de la ONU - que tiene una fuerza de paz de 9.000 efectivos en el país - de "conducta partidaria".

El Pais

  • resulta decepcionante el sesgo que observo en vuestra ¨información¨;
    nada de los antecedentes ni de los objetivos económicos, idelógicos y culturales que provocan este conflicto; ni quienes se benefician,
    a quien van a perjudicar, que tipo de sistema económico-político-cultural se intenta implantar ni porqué, de repente
    el imperialismo económico de Francia y los Aliados, pretende ¨defender y proteger¨ a un pueblo que ellos mismos someten, explotan y masacran constantemente.
    ¡no seais hipócritas, que se os ve el rabo!

    • Supongo que te referirás a lo que dicen en el artículo de El País. Porque si te refieres al "sesgo" de esta página, no tienes más que leer el título y subtítulo de la información y pinchar en los tres enlaces que se te proponen a continuación.

      Hay que leer las cosas con más atención antes de lanzarse tan alegremente a juzgar a la gente.