Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Carta póstuma de un preso FIES anarquista que murió en prisión

Jueves.31 de julio de 2008 2424 visitas - 1 comentario(s)
Recordando a Paco Ortiz, cinco años después de su muerte #TITRE


Correo Tortuga - Local Anarquista Magdalena

A cinco años de su muerte en prisión, queremos hacer un pequeño homenaje a la memoria de Paco Ortiz, difundiendo la carta que escribió antes de quitarse la poca vida que le dejaron. (L.A.M.)


Badajoz, 18-VII-03

Esta carta pretende ser breve y concisa pero, sobre todo, póstuma. Como sabréis, al menos la mayoría, he pagado 20 años de cárcel íntegros, de los que pasé entre confinamiento solitario, y desde el 91, en régimen FIES 1 R.E., casi 17 años. En la actualidad, tras un breve paréntesis de 6 meses de libertad, casado, hijo abortado y por ello separado, llevo 3 años y 13 dias preso, desde el primer día -por la cara- en régimen FIES; Málaga, Alicante,
Picassent, Huelva, Jaén y Badajoz ahora mismo.

Soy libertario -adentro y afuera- desde que tengo uso de razón y tanto en la calle como preso he luchado por ello; por poner un granito de arena y cambiar en la medida que
sea el actual existente de continuo atropello del capitalismo más fascista y salvaje. Por las circunstancias (23 años de mazmorras exterminadoras) mi lucha ha sido más fuerte en la cárcel (aunque en la calle también se dieron
más de dos buenos "palos" de sabotaje al enemigo, que no describo por espacio y por preservar a otros).

En 20 años no hubo ni un solo año de
motines en los que no intervine directamente en todos sus aspectos;
ideológicos, estratégicos y acción directa. Y como es bien sabido mantuvimos
en jake a todo un gobierno durante más de una década a pesar de su durísima
represión. Pero, ¿qué pasa ahora? En 3 años solo ha faltado que tanto a
Claudio, a Gilbert y a mi, nos amordacen las bocas, textualmente. He
disfrutado de pequeños triunfos sobre estos perros, pero yo, Francis Ortiz
Jiménez, contribuí directísimamente en el cese de directores generales del
centro directivo, directores, carceleros mayores de bastantes cárceles y
bastantes elementos subalternos. Esto es; oportunidad de acción nula, aun
así donde me halle hay armonía entre los presos y en algunos sitios damos
algún que otro palo, pero, en general y resumiendo ,el 99 por 100 de los
presos, y hablo de los FIES (de los demás más o menos lo mismo) están
"dormidos" a base de pastillas diarias y contra eso no vale la labor
cotidiana de, uno por uno, concienciarlo para que dejen de tomar esa mierda
que les mantienen pasivos. ¡Dormidos!, aunque hablen y anden. Y no vale
porque esto es como el "Gran Hermano" si ven que vas triunfando te
trasladan... y vuelta a empezar. Razonada, de un modo íntimamente personal y
sin importarme la opinión contraria de absolutamente nadie (que al respecto
no la pido) en los últimos años he decidido (decidí hace ya tiempo) dejar de
existir. Intente suicidarme varias veces , sin "éxito", en cada una de ellas
(estando totalmente sano, fuerte y buen aspecto, sin anticuerpos de nada ni
ná de ná, con 43 años pero con aspecto joven) dejé una o dos cartas
reivindicativas; libertad a los presos enfermos; fin del FIES y de la
dispersión, y acusaba al Centro Directivo y a toda esta banda de canallas
azules de inducción al suicidio, así como a los jueces de vigilancia por
acción u omisión (cada intento de suicidio tenia como terapia una sanción).

La cárcel, Madrid, intentando hacer valer, digo yo, que lo hacia porque no
estaba en mis cabales, me hicieron examinar a fondo por un psicólogo
extrapenitenciario en Huelva y en el hospital de Jaén por el psiquiatra y la
psicóloga, ambos "expertos". Y la cosa les salió rana (aquí adjunto el
informe literalmente transcrito de los originales). Sea como sea voy a
morir, porque así lo decido yo, libre y conscientemente. Y lo haré con una
gran sobredosis de las pastillas que le dan a la gente y no por casualidad;
sé que no cuajará, ojalá, pero me encantaría que reflexionaran aunque solo
fuesen la mitad. Y, en cualquier caso, no muero "sólo" por que "quiero" (AMO
LA VIDA Y DESEO VIVIR), si no por que no puedo vivir así más, como una fiera
enjaulada en departamentos que parecen servicios secretos militares; donde
no valen para los perros guardianes, por ordenes de sus jefes, ni las
propias leyes que dictan las víboras de traje y corbata que gobiernan en
nombre de los de siempre; donde no te reconocen más dignidad que la que tú
te haces valer en solitario, de forma individual; donde la mayoría de las
veces no tienes otra "defensa" posible que tu voz luciferina por la que te
empapelan a partes para justificar lo fiera que eres (adjunto 4 partes, 4
pequeños ejemplos de defensa en solitario de tu dignidad, asumiendo lo que
venga después con total entereza, que la entereza y la valentía y la lealtad
JAMÁS me faltó). Total, que me MUERO, por mí, por todos mis compañeros, por
la dignidad de todo ser humano y por un mundo libre, de hombres y mujeres
DESPIERTOS y sin cárceles. Os amo, compas.

¡Insumisión! ¡Insurrección! ¡Anarquía, libertad y dignidad!

Paco

Un abrazo tan inmenso como libertario.