Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Carta de un objetor electoral a la sociedad

Sábado.19 de noviembre de 2011 13075 visitas - 39 comentario(s)
Adrián Vaíllo, miembro del Grup Antimilitarista Tortuga, explica por qué declara su objeción de conciencia a formar parte de una mesa electoral. #TITRE

Me declaro objetor de conciencia para las próximas elecciones

Hola. Soy Adrián Vaíllo, un joven que ha sido llamado a formar parte, como primer vocal, de una de las mesas electorales que se van a organizar en Elche el próximo 20 de noviembre con motivo de la celebración de elecciones generales. Ante tal orden, cuyo incumplimiento pena el estado con “prisión de tres meses a un año o multa de seis a veinticuatro meses”, he decidido declarar mi OBJECIÓN DE CONCIENCIA.

Lo primero que hice tras recibir la notificación de la administración fue ponerme en contacto con las personas que forman parte de ella para, aprovechando los cauces legales, comunicarles mi decisión. Mi única intención era exponer, de igual a igual, los motivos que me conducen a obrar así; es decir, hacer lo más parecido que podía a dialogar y apelar a la conciencia de mis interlocutores para que revocaran mi nombramiento o, al menos, debatir sobre sus motivos si decidían no hacerlo. Sin embargo, lejos de conseguir nada parecido, recibí un “no” inargumentado por respuesta, ratificando así mi obligación de formar parte de la mesa y mostrando su nula voluntad de solucionar el problema.

Es ahora, en este estado de la situación, cuando hago pública a la sociedad mi objeción. Tres son los motivos que, fuertemente entrelazados, me deciden a actuar como lo hago: la profunda convicción de que no vivimos en un régimen democrático, la vigorosa idea de que el bien no se puede imponer y, por último, lo que me queda de conciencia libre, que me exhorta a actuar según mi ética y a denunciar aquello que considero injusto.

Esto no es una democracia

Hace ya años que decidí no votar. Si enumerara los motivos que hay para ello, no pararía: la desviación de dinero supuestamente público a fines privados, la desigualdad social, las promesas electorales que sistemáticamente se evaporan, las ingentes cantidades de euros destinados a la represión y la muerte... Si aún así considerara que vivimos en un sistema digno con imperfecciones subsanables, no dudaría en participar en él y aportar mi granito de arena en mejorarlo, pero no es este el caso. La corrupción del sistema no afecta a sus accidentes, sino a su misma esencia; es decir, es intrínseca a él.

Apuesto sin reservas por la democracia; esto es, por la política hecha en libertad entre iguales. Y mis iguales son todos los seres humanos. Por ello, no puedo dejar de estar en desacuerdo con el actual sistema político y electoral, no puedo dejar de ver a los políticos profesionales como usurpadores de la libertad de las personas y no puedo dejar de pensar que en democracia nadie renuncia a decidir sobre los asuntos que le afectan porque deposite un voto cada cuatro años. A esto debemos sumar que muchas de las personas que forman parte del poderoso tándem estado-capital y que, por tanto, tienen poder de decisión sobre nosotros, ni siquiera concurren a las elecciones, lo cual nos debe hacer meditar sobre la mentira política que vivimos.

Pero no acaba todo aquí: con capitalismo no puede haber democracia. En el actual mundo laboral el propietario lo es, teóricamente, solo de las cosas, pero este hecho le otorga la potestad de dominar a otros seres humanos. De este modo, se crea una relación de desigualdad entre las personas y se anula la capacidad de decisión de los trabajadores sobre los métodos y la finalidad de su labor; por lo tanto, en un asunto tan influyente en nuestra cotidianeidad como el trabajo nos limitamos a acatar lo que se decide por nosotros.

Frente a las elecciones promovidas por el estado, me uno a quienes proponen la formación de una red horizontal de asambleas libres y la toma de decisiones por consenso, la cual promueve la reflexión y la dilucidación colectiva y mutua sin la que no puede existir la democracia. Esta apuesta se basa en la confianza en la capacidad de los seres humanos de autoorganizarse para tomar las riendas de su propio destino.

Frente al capitalismo, apuesto por la autogestión y una economía basada en los principios de colaboración y apoyo mutuo, ajena a las jerarquías, que fomente el desarrollo de las capacidades de cada persona, que haga a todo el mundo participe de su finalidad y que no sojuzgue la libertad de nadie.

Solo a una sociedad que se rija por estos principios podré considerarla, aunque imperfecta, democrática.

El bien no se puede imponer

Llama profundamente la atención que un régimen defendido por quienes aprovechan la menor oportunidad para pronunciar la palabra “libertad”, tenga en esta uno de sus blancos principales.

Sorprende que tantos derechos proclamados a los cuatro vientos por el estado puedan ser suspendidos si se declara un estado de alarma, excepción o sitio, y ya hemos visto que esto ocurre. Así queda claro que, cuando interesa al poder, nuestras libertades no son más que papel mojado y que para que así sea acechan el ejército y la policía. Sin embargo, las imposiciones y prohibiciones no se dan solamente en circunstancias tan extraordinarias, pues están a la orden del día.

Resulta irónico que para montar su “fiesta de la democracia” el estado precise de exigir servicios personales por la fuerza a sus dominados, como un señor feudal a sus vasallos. ¿Tan poco apoyo tiene que entre las 500 y 2 000 personas censadas en cada mesa electoral no salen los pocos voluntarios necesarios para formarlas? Pues parece que no, y no es de extrañar, pues sus formas falsamente democráticas y sus coacciones tienen como resultado en la sociedad un buscado desinterés y apatía por lo público que se soluciona con nuevas constricciones cuando es necesario.

Así, el sistema prescinde de los lazos políticos, económicos, sociales y emociales que la asamblea, la autogestión y el apoyo mutuo fomentan y que hacen de la generosidad y el amor, y no de la sanción, el verdadero motor de la vida en común. Este es el primer paso que puede convertir a una sociedad en bondadosa, pues el bien, lejos de poder ser impuesto, nace siempre de la profunda convicción interior, y esta solo es posible si existe la libertad de conciencia.

La libertad de conciencia

La libertad de conciencia es la primera condición sobre la que se debe asentar la democracia, pues sin ella no puede existir. Si no desarrollamos la capacidad para elegir nuestras acciones, si no reflexionamos sin coacción antes de hacer, si no razonamos y sentimos lo bueno y lo malo, nunca podremos decir que obramos según nuestra voluntad.

El estado y el capital buscan, constantemente, anular el desarrollo de esta capacidad humana. Continuamente se nos transmiten desde los grandes medios de comunicación del poder los valores que benefician al sistema: fuertes deseos de riqueza y ascenso social, competitividad, los beneficios de una vida tranquila y despreocupada, el valor del trabajo como simple generador de recursos, un feroz consumismo... El problema no está en que quienes defiendan esta manera de entender la vida puedan hacerlo, el problema está en que estas ideas copan la mayoría de la información que recibe la gente y son presentadas mediante el lenguaje falsamente inocente, pero realmente manipulador, de la publicidad.

En una sociedad que respetara la libertad de conciencia se debería promover el debate en igualdad de condiciones para todas las visiones. Solamente así cada cual puede desarrollar unos valores y un criterio propio conforme al cual actuar.

Por otro lado, el actual sistema legisla todos los aspectos de la vida que es capaz. Así, por un lado, las personas evitan tener que cavilar sobre sus acciones, pues la ley ya les dice lo que deben hacer; y por el otro, si alguien desobedece libremente y según su conciencia la legislación, sentirá golpear sobre su cabeza el martillo de la represión. De este modo, el estado controla, no ya sólo la libertad de conciencia, sino la posibilidad de ponerla en práctica. Ello explica que la administración haya respondido a mis motivaciones éticas con un frío y solitario “no”. Por supuesto, este es solo un pequeño ejemplo de coacción, menor que tantos de los que ocurren a diario.

Por todo lo expuesto arriba, expreso mi total rechazo a un sistema político, económico y social profundamente injusto e inhumano, así como a la farsa electoral que ayuda a sustentarlo; como consecuencia de lo cual, no puedo hacer otra cosa que no participar en las próximas elecciones ni como elector ni como vocal en una mesa.

Henry D. Thoreau lo vio claro: “Lo deseable no es cultivar el respeto por la ley, sino por la justicia”. Luego añade: “¿Cómo puede estar satisfecho un hombre por el mero hecho de tener una opinión y quedarse tranquilo con ella?” De este pensamiento, en definitiva, procede mi modo de obrar.

No pretendo buscar trampas ni trucos que me eximan de acatar esta orden; por supuesto, tampoco tengo la intención de causar ningún trastorno a quien decida votar. Por todo ello he tratado de ponerme en contacto con la administración y comunicarle mi decisión firme.

Este es, sencillamente, un acto de denuncia de una situación injusta y, como tal, anda por el mismo sendero que transitaron y transitarán quienes tomaron decisiones similares y quienes lo harán en el futuro. Es una simple decisión que me hace rechazar colaborar con aquello que asfixia algunas de las expresiones más privadas y profundas de mi humanidad: mi conciencia y mi libertad.

En definitiva, no hago nada más que participar en la filosofía y la práctica que tanta gente ha compartido conmigo con ilusión y cariño: la de la desobediencia civil y la noviolencia. Con ello busco interpelar —nunca imponer— a las personas para que, entre todos los seres humanos, podamos construir una sociedad basada en una organización y valores realmente democráticos y solidarios. Es por ello que animo a quien su conciencia se lo pida a que se sume a esta practica política. Únicamente colaborando y sumando esfuerzos podremos cambiar las cosas.

Todo mi afecto a quien haya dedicado un ratito de su vida a leer estas palabras.

Un abrazo para todo el mundo.

Adrián Manuel Vaíllo Garri, miembro del Grup Antimilitarista Tortuga

Elche, a 14 de noviembre de 2011


Ver también:

El sistema electoral no es democracia: No votes

Queremos que nos borren del censo electoral
Presentadas las primeras apostasías al sistema electoral en Alacant.

Se presentó en Elx el objetor de conciencia al sistema electoral Adrián Vaíllo

Manifiesto por la objeción de conciencia electoral

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    14 de noviembre de 2011 17:56, por Alerta_Elx

    Ánimo Adrián,
    quiero expresar mi más sincero apoyo a tu decisión.
    Yo he sido obligado dos veces a participar en una mesa electoral (de presidente para unas elecciones locales y lo mismo para unas nacionales) Te aseguro que he sido testigo de cómo el bipartidismo se reparte las papeletas de mutuo acuerdo a cara descubierta. Para los que nos quejábamos ante los representantes de la administración: amenazas de tener que quedarnos más horas a cuadrar la urna o incluso tener que acudir al juzgado siendo citado para defendernos de la acusación de "impedir el normal desarrollo de la jornada electoral"
    Espero que sepamos una respuesta pronta de tu caso y que sea positiva permitiéndote no tener que acudir, puesto que el castigo es desproporcionado. En la charla que recibí (más de 8 años hace de eso) nos aleccionaban que por no acudir el día en cuestión nos podían caer un par de fines de semana de arresto domiciliario, la pena que tú comentas (informado estarás) es muy superior.
    Respecto a lo del voluntarismo, coincido contigo, nadie acudiría voluntario, ahora mismo pagan unos 50 euros y nadie quiere ir.
    Tamién te comento que la norma general de la junta electoral local o el órgano administrativo que designen como encargado de responder a las solicitudes de exclusión por los motivos que sean (documentados incluso) es la no respuesta a cualquier petición (le llaman "silencio administrativo") He sabido de casos de gente que estaba ingresada en el hospital y la policía local había ido a comprobarlo...
    Muchos ánimos.

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    14 de noviembre de 2011 23:01

    Animo Adrian!!! A mí me toco ser presidente de mesa en un pueblo de Gipuzkoa en las últimas municipales de 2011 y no me presenté. Y no ha pasado nada de nada, ni denuncias, ni citaciones, ni nada. No sé por qué pero fue así.

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    14 de noviembre de 2011 23:05

    Eres un crack!me encantas! Mucho animo Adrian , eres un ejemplo a seguir
    Bs.

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    15 de noviembre de 2011 01:18

    Portada de Menéame con infinidad de comentarios: http://www.meneame.net/story/joven-...

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    15 de noviembre de 2011 02:11

    poned el enlace de tortuga en un comentario en las noticias de los periodicos!

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    15 de noviembre de 2011 02:51, por Julián

    Enhorabuena Adrian. Te admiro por tu coherencia.

    Un saludo desde Alicante. Y si quieres, nos vemos el miercoles en un desahucio que hay en la Calle Canovas del Castillo de Alicante ;)

    Julian (tu compañero de uni)

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    15 de noviembre de 2011 09:06, por rrr

    Demuestras que la CULTURA con mayúsculas ha calado en tí. Es difícil encontrar esa claridad de ideas.

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    15 de noviembre de 2011 14:13, por santi

    Dissabte passat, tornava en bus des de Madrid on havia assistit a la manifestació en defensa del poble saharahui. Al meu costat un amic d’uns 24 anys. La conversa derivà cap a la desobediència civil com eina transformadora. Ell no coneixia el concepte, i després de les meues referències a la insubmissió i l’objecció fiscal, ell em preguntava sobre més casos pràctics actuals i possibles conseqüències. Ahir mateix li vaig enviar el teu exemple "pràctic". Ara tindrà un cas per seguir-li la pista, un exemple d’història contemporània.

    Anit parlàrem del tema a Ràdio Klara (València), en el programa que fem des de l’Assemblea Ciutat Vella i Botànic.

    Gràcies per la teua desobediència. Faré el possible per difóndre-la i no deixar que la Història la conten els altres.

    Salut,

    Santi
    — 

  • solidaridad

    15 de noviembre de 2011 14:35, por Fran

    Adrian cuenta con mi apoyo desde elche. La libre eleccion no se puede cuestionar

    Ver en línea : Carta de un objetor electoral a la sociedad

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    15 de noviembre de 2011 16:03, por rrr

    Y tras felicitar a Adrián anteriormente, aprovecho vuestra web para preguntar a algún abogado si puede explicar aquí, públicamente, la motivación de castigar con pena de cárcel una objeción como ésta.
    ¿Hay alguna razón confesable para ello?

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    15 de noviembre de 2011 17:48

    Hola Adrián, estamos emocionados con tu decisión y estamos antentos a lo que vendrá. Una carta clara y directa. Abriendo caminos.

    Saludos desde la sierra de Salamanca de Rosa, Isel y Juanjo

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    15 de noviembre de 2011 20:17, por Mili

    Infinitas gracias Adrián, y ojalá tengas la misma suerte que el compañero de Guipozkoa, y te dejen vivir en paz con tu filosofía de vida.
    Eres un ejemplo a seguir por tu valentía y conciencia.
    Salud y gracias!

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    15 de noviembre de 2011 21:16

    Mucho ánimo, te aseguro que muchas personas admiran la valentía que muestras.
    Pones el dedo en la llaga. La llaga es la hipocresía de nuestra sociedad que llama democracia a la dominación encubierta y sutil de unos pocos sobre una mayoría aborregada.

    • Carta de un objetor electoral a la sociedad

      15 de noviembre de 2011 21:29

      Posturas individuales y valientes como la tuya pueden ser el preludio de la transición hacia una democracia verdadera. Por ejemplo estableciendo cauces para la participación ciudadana activa en política, otorgando el poder a los ciudadanos de elegir y deponer a sus representantes públicos, articulando la separación de poderes del estado, etc.

      Tu acción va a hacer que haya gente que se interrogue a si misma y reflexione sobre cuestiones políticas que antes no se había ni siquiera planteado. Y eso es mucho...

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    15 de noviembre de 2011 21:58, por Carlos

    Mi más sincera felicitación por la decisión....¡Con dos cojones...! ¡Qué los politicos y su circo se vayan a la mierda! Salga quien salga en estas elecciones, el poder estará en manos de los mismos, así que la mejor opción es no ir a votar y no ir a representar en las mesas a ávidos y corruptos del poder ......
    Para quienes tengan que ir contra su voluntad a una mesa y no tenga el valor le queda ir y no hacer nada o hacerse el tonto, ante todo pasividad que por eso no pasa nada.
    Ánimo a todos

    Ver en línea : Que vayan a las mesas los agradecidos del poder.

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    15 de noviembre de 2011 22:45, por Juan Moreno Yagüe

    Enhorabuena, muy valiente. Pero has metido la pata. si hubierais consultado sabríais que hay una manera de hacer lo mismo sin que puedan siguiera poner una multa. El método permitiría hasta dejar vacía las mesas. De todas formas , repito, me quito el sombrero. Si queréis ayuda, escribidme un mensaje. Joder, si lo hubierais anunciado antes, solo cinco días antes , os hubiera ayudado de manera efectiva. (Ahora puedo ayudaros, pero ya es tarde para que sea efectiva) Un saludo.

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    16 de noviembre de 2011 08:40, por Venerable

    Todo mi apoyo Adrián, yo es una decisión que adopté hace muchos años, no participar en esta farsa y hacerlo público, somos parte de una tradición de desobedientes conscientes, yo me negué a hacer el servicio militar obligatorio en su momento y de manera pública, participando en la estrategia colectiva de insumisión. Mucho ánimo desde Granada y aquí estoy para lo que puedas necesitar de apoyo y/o difusión, de momento hago correr tu carta.Salud.

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    16 de noviembre de 2011 11:10, por rafa

    Avant Adri això que has fet està molt, salutacions d’un company de carrera

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    16 de noviembre de 2011 16:55

    Adrián, te apoyamos de todo corazón. Buenísima la idea. Hay que seguir trabajándola para las próximas elecciones.Si nadie se presentará a las mesas no se podrían celebrar elecciones. Y así podríamos proponer votar directamente en el Parlamento, por Internet, cada ley que tenga que ver con los intereses de los ciudadanos.
    Tu idea abre un camino, el camino de la desobediencia civil. Felicitaciones nos negamos a participar de la farsa pero al mismo tiempo propongamos alternativas a las cuales podamos sumarnos los demás.
    Gracias, gracias, gracias. Alfredo

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    16 de noviembre de 2011 17:26, por Jose Crevillent

    Este es mi pequeño homenaje a este gesto épico es pos de la verdad y la libertad.

    CORAZÓN DESARMADO

    El corazón desarmado

    marcha sobre la corriente

    de una sociedad decadente.

    Todo huele a podrido

    en un mundo corrompido

    por el engaño masivo

    y el culto al dinero.

    El corazón desarmado

    esta casi agonizando

    por la falsa esperanza

    que nada cambiara.

    Pero en este mundo corrupto

    donde todo es mentira,

    La verdad es revolucionaria

    y por eso tan necesaria.

    Caminemos todos juntos

    es pos de la verdad

    y contra toda falsedad.

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    16 de noviembre de 2011 19:47, por edu

    Saludos Adrian y compañia .

    Esperamos todo salga bien , pero si te llega juicio y quieres apoyo estamos relativamente cerca.

    Nosotros estamos en Denia si precisas algo dinoslo en
    https://www.facebook.com/#!/pages/D...
    O en
    https://n-1.cc/pg/groups/275483/aca...

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    17 de noviembre de 2011 11:40, por peome

    ¡Ánimo Adrián, con tu ejemplo y el de otros muchos todo se puede conseguir!

    • Carta de un objetor electoral a la sociedad

      17 de noviembre de 2011 14:38

      Mucho ánimo. A un familiar mio le llamaron para ser presidente de una mesa. Desde febrero tenían contratado un viaje de 1 mes a Australia. Presentaron los papeles del viaje en la junta electoral y el día 4 se fueron a su merecidísimo viaje. El día en que se fueron todavía no les habían respondido y al día siguiente les llegaron a casa con los papeles del voto por correo. Así que el día de las elecciones ellos estarán disfrutando en algun punto de la costa este. Tu experiencia animará a mucha gente que ha sido obligada a hacer algo que no quiere, por que no está en el pais, porque está cansado de trabajar toda la p* semana o como tú porque no está de acuerdo.
      Cuanta gente en el paro (y con un mínimo de cultura) estaría dispuesta a pasar un día en la mesa electoral sólo por sentirse algo util.
      Besos y mucho ánimo.

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    17 de noviembre de 2011 22:50, por Adrián

    Muchísimas gracias a todas las personas que me habéis mostrado vuestro apoyo en este y en otros artículos de esta web.

    Me ha alegrado mucho encontrarme por aquí poemas, recomendaciones, saludos de gente que me queda lejana -aunque sólo en el tiempo o en el espacio-, los ánimos del pequeño Isel...

    En cualquier acción de este tipo se busca hacer una denuncia política e interpelar a las conciencias, pero, aunque no se cumpliera ninguno de estos objetivos, que los demás compartan tanta humanidad con uno ya hace que valga la pena intentarlo.

    Un beso enorme para todo el mundo.

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    17 de noviembre de 2011 23:45

    Lo siento, Adrián, pero no quiero que en las mesas electorales haya sólo voluntari@s (¿quiénes serían voluntari@s?)... prefiero que vayamos por sorteo...
    Salud, Carmen.

    • Carta de un objetor electoral a la sociedad

      18 de noviembre de 2011 00:24, por Uno

      Voluntarios que se crean que el sistema electoral es algo democrático y que se quieran comprometer en apoyarlo. ¿Qué pasa? ¿que pensáis que esos voluntarios no van a ser de fiar? Es lo que pasa en un sistema tan podrido como este, que nadie se fía ya ni de su padre. Pues nada, ponerles policías al lado para que no hagan (más) trampa, pero quienes pensamos que el sistema electoral es una burla para tenernos engañados a todos, no tenemos porqué convertirnos en vuestros esclavos ese día e ir a trabajar en vuestra farsa bajo pena de cárcel

    • Carta de un objetor electoral a la sociedad

      18 de noviembre de 2011 00:34, por Adrián

      Hola, amiga. No sé si te refieres a que si se pidieran voluntarios solamente irían los interesados en sacar tajada; es decir, gente afín a los partidos.

      Si es este tu razonamiento, no haces más que reforzar el mío. En la carta digo que si el estado no consigue voluntarios suficientes es porque "sus formas falsamente democráticas y sus coacciones tienen como resultado en la sociedad un buscado desinterés y apatía por lo público". En cambio promueve "fuertes deseos de riqueza y ascenso social, competitividad" y otros valores negativos. Si las únicas personas con ganas de asistir a una mesa son las que van a sacar un beneficio de forma egoísta es que el poder ha conseguido lo que quiere.

      En el texto hablo de voluntarios, nunca de mercenarios ni de tramposos.

      Además, el principal problema palnteado en esta acción no es la constitución de las mesas, sino la maldad del sistema parlamentario y del estado.

      Estoy de acuerdo con Uno.

      Saludos.

  • Sinadie trabaja por ti, que nadie decida por ti

    20 de noviembre de 2011 11:25, por Liberto

    Hola Adrian,

    sigue adelante y que sepas que este pais tiene una larga tradicion de desafiar la democracia representativa de las urnas. En mi familia llevamos 3 generaciones sin votar. Luchando primero contra Franco, guerra civil y postguerra, participando en los movimientos sociales y luchas obreras. Con toda esta actitud hemos demostrado más partcipacion y actitud democratica que cualquier votacion de urnas.
    El futuro sera la anarquia o no sera.

    Salud

  • Carta de un objetor electoral a la sociedad

    6 de diciembre de 2011 01:19, por Jesús

    Hola Adrián:

    Me gustaría saber algo de los acontecimientos que hayan podido transcurrir después de tu acción, vamos, que fuérais contando las de tortuga por aquí si se ha recibido alguna notificación después de las elecciones, cómo transcurrió para tí la jornada ese día (ante la ausencia de más noticias he supuesto que tranquila, claro) y esas cosillas. Un abrazo desde Zaragoza.

    • Carta de un objetor electoral a la sociedad

      6 de diciembre de 2011 11:53, por Adrián

      Hola, Jesús. De momento no he recibido ninguna notificación de nada. Estoy tranquilo y no quiero que lo que pueda pasar condicione a día de hoy mi cotidianeidad.

      Con respecto a la jornada electoral, fue un día muy bonito para mí. Lo pasé rodeado de buena gente viendo ganar a mi Elche, y aprendiendo y practicando democracia en un taller de asamblearismo.

      Un abrazo desde Elx, amigo.

      • Carta de un objetor electoral a la sociedad

        17 de mayo de 2014 20:05, por Diego

        Hola Adrián, soy Diego.
        El próximo 25 de mayo 2014 me quieren obligar bajo amenaza de cárcel a participar en la mesa electoral.
        No voy a presentarme. Soy apolítico y libre.
        No sé si ésto es o no una democracia, lo que sí sé es que no voy a vender mi libertad ni mi conciencia.
        Necesito ayuda.
        Gracias.