Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Atún, militares y piratas

Domingo.20 de septiembre de 2009 2478 visitas - 6 comentario(s)
Grupo Antimilitarista Tortuga #TITRE

Somalia 2009: unas de las aguas más militarizadas del planeta. Navíos de guerra de diferentes naciones del mundo occidental hacen guardia junto a sus costas para garantizar la seguridad marítima de una de las rutas de comercio más importantes del mundo, y por la cual pasa buena parte del tráfico petrolífero. ¿Cuál es la amenaza? Un puñado de famélicos somalíes ha desarrollado una actividad lucrativa consistente en abordar a todo tipo de barcos que pasan cercanos a sus costas y, armados hasta los dientes, hacerse con su control y pedir un rescate a las empresas propietarias, rescate, por cierto que se encarga de cobrar una empresa colaboradora radicada en Londres e integrada por abogados ingleses con traje y corbata.

España también ha enviado allí barcos de guerra. ¿Por qué razón? Pues además de las razones clásicas de servir los intereses geoestratégicos de EEUU que llevan a nuestros gobernantes a sembrar medio tercer mundo de militares españoles para asegurar su control, en este caso hay un interés “nacional”. Una flota de atuneros españoles faena en las aguas del rico caladero somalí, y los pesqueros –de atún- han sufrido algunos ataques por parte de los piratas.

¿Qué hace que los atuneros españoles se empeñen en pescar en aguas tan peligrosas? Pues el enorme valor y la gran demanda del producto, el atún. El suculento beneficio de este negocio anima a los armadores atuneros a arriesgarse a pagar el rescate de los piratas. De hecho es lo único que arriesgan, ya que ellos se quedan en casita y son sus empleados, a menudo procedentes de países pobres y retribuidos con salarios más bien bajos, quienes pueden comprometer su propia seguridad.

El negocio es redondo, ya que las aguas en las que faenan están junto a un territorio sin estado que de ningún modo puede controlar sus propias aguas territoriales estableciendo vedas o cobrando un canon a los pesqueros extranjeros que allí faenan, como ocurre en el resto de caladeros.

Hay que decir que el atún rojo es una especie amenazada y que en las aguas de Somalia se está extrayendo de forma industrial, a gran escala y sin control ecológico alguno. Es como explotar un pozo petrolífero. Se extrae todo lo que se pueda, y cuando se acabe, pues a esquilmar otra zona del mundo pobre.

Por ello, aunque no compartimos el método violento empleado, cabe mostrar algún tipo de comprensión a la motivación de los secuestradores somalíes. Consideraciones ecológicas aparte, los pesqueros extranjeros, sobre todo españoles, están acabando con el patrimonio somalí arruinando una fuente de riqueza y de posible desarrollo futuro de una actividad pesquera propia. Ello lo hacen impune y alegalmente y sin que ni una sola migaja del enorme beneficio obtenido redunde en la población que podría y debería ser propietaria de ese recurso. De alguna forma los piratas somalíes que abordan a los pesqueros son una especie de expropiadores que recuperan una pequeña parte de la riqueza robada por los armadores atuneros, los cuales a nuestro juicio son los auténticos piratas.

Resulta curioso que los medios de comunicación de masas españoles no citen en ningún caso dato alguno de esta argumentación tan obvia, y que sí está presente en medios de otros países. El patrioterismo zafio llena los informativos y periódicos españoles, los cuales en caso de conflicto entre español y extranjero siempre informan en favor de la parte española sin ahondar jamás en el fondo de la cuestión, convirtiendo el asunto en un ataque a “España”, y negando siempre razón a la otra parte, reducida a pirata, terrorista o delincuente común (como denominaba hace poco Carme Chacón a las tropas afganas que hostigaban a las patrullas ocupantes españolas).

Como guinda del pastel, estos días asistimos a las negociaciones entre los armadores atuneros y el gobierno español. Los empresarios depredadores del atún piden presencia militar en sus embarcaciones; es decir que ahora quieren robar el atún a punta de fusil. El gobierno español en lugar de conceder esta demanda –muy onerosa y difícil de justificar ante la opinión pública así como de articular en el desempeño de las funciones propias del ejército- les ha autorizado a contratar seguridad privada. Los armadores, mostrando a las claras su plumaje, se han apresurado a hacerse con los servicios de la empresa de seguridad de un conocido fascista valenciano, fundador del partido ultra España 2000. El resultado de esta autorización gubernamental no puede ser otro que la impunidad. Ahora los atuneros armados con agentes de seguridad de dicha empresa podrán disparar y asesinar sin control alguno a los ocupantes de cualquier embarcación que les resulte sospechosa. Es el Far West. Es la piratería sin ley convertida en derecho para ellos y para sus negocios.


Ver comentarios en Menéame

La seguridad de los expoliadores de pescado en manos de matones profesionales


Ver más editoriales de Tortuga

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.
  • Atún, militares y piratas

    2 de octubre de 2009 23:14

    Je, y ahora han secuestrado un atunero.

    Los piratas de Somalia secuestran a los piratas vascos que vienen a saquear el atún.

    Responde este comentario

    • Atún, militares y piratas

      6 de noviembre de 2009 12:59

      Lo más correcto por parte del atunero vasco sería no pedir ayuda al gobierno español y ha su ejército deberían llevar a bordo jarráis de mierda pero claro estos solo se atreven con las gentes que van por la calle en cuanto oyesen un disparo se cagarían por las patas abajo.Asi que ahora apechugar no quieren independencia los vascos? pues que les proteja su ejército Sí,me refiero a ETA.

      repondre message

  • Atún, militares y piratas

    14 de junio de 2010 13:13

    No estais muy informados, no hay atun rojo en esa area.

    Responde este comentario

    • Atún, militares y piratas

      14 de junio de 2010 13:20, por P

      Tienes razón, no es exactamente el atún rojo lo que pescan allí:

      Existen diferentes regiones donde se pueden encontrar las especies de atún. El atún común vive distribuido por todo el Atlántico y también se localizan bancos de atunes en el Mar Negro y en el Mediterráneo, donde es conocido como atún rojo. El atún de aletas amarillas habita en las aguas del Océano Índico, Atlántico y Pacífico, mientras que el denominado bonito del norte se puede pescar en el Atlántico, desde el Golfo de Vizcaya hasta Sudáfrica, e incluso en el mar Mediterráneo y el océano Pacífico.

      Atún de aletas amarillas (Thunnus Alba-cares). Por su color puede confundirse con el atún rojo. Sin embargo, su carne no alcanza la calidad del anterior. En el campo comercial se le conoce con el nombre de atún claro.

      Rectificamos.

      repondre message