Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Armas españolas de Instalaza en Yemen

Jueves.15 de septiembre de 2016 128 visitas Sin comentarios
Tica Font, Directora del Instituto Catalán Internacional por la Paz #TITRE

Desde hace unos pocos años se vienen denunciando las exportaciones de material de defensa a países controvertidos como Arabia Saudita. Pues bien, estos días de agosto ARES (Armament Reserach Services) ha publicado su informe nº6 en el que se recoge la presencia de lanza cohetes C-90CR y granadas de mano producidas por la empresa española Instalaza en manos de la insurgencia Houtis en Yemen.

Desde hace casi 2 años Yemen está inmerso en una guerra civil entre dos grandes fracciones que reivindican ostentar el gobierno legítimo del país, los del sur y las fuerzas leales al gobierno de Abd Rabbuh Mansur al-Hadi, con sede en Aden, entraron en conflicto con los houthis o hutíes y sus fuerzas, leales al ex-presidente Ali Abdullah Saleh. A este conflicto se ha incorporado una coalición internacional de países suníes (entre ellos Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Bahréin o Jordania) liderada por Arabia Saudita y con el apoyo de Estados Unidos, Reino Unido y Turquía, que ataca a los houtis (chiís) aduciendo que están siendo apoyados por Irán.

El del Yemen es un conflicto en el que las tensiones políticas internas se mezclan con las geopolíticas, sobre todo en un contexto de confrontación regional entre Arabia Saudí e Irán, disfrazado de enfrentamiento sectario entre suníes y chiíes. La lucha está relacionada con el control sobre un rincón estratégico de la Península Arábiga, como puerta del Mar Rojo -acceso al canal de Suez- y del estrecho de Bab-el-Mandeb, por donde circula la gran parte del petróleo y gas del Golfo Pérsico en su ruta marítima hacia Europa. La complejidad del conflicto va mucho más allá de una dicotomía entre Houthis y fieles al presidente al-Hadi con apoyo de la coalición liderada por Arabia Saudí. Incluye a otros actores, entre los cuales destacan las tropas leales al expresidente Ali Abdallah Saleh, el Movimiento Secesionista del Sur del Yemen, Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP)-Ansar al Sharia y Estado Islámico.

Esta multiplicidad de actores enfrentados complica todavía más el panorama en la guerra civil del Yemen, en una situación que recuerda a la que se vive en Siria pero que, a diferencia de aquella, es víctima de un silencio informativo por gran parte de los medios de comunicación occidentales.

Esta guerra ya ha provocado más de 3 millones de desplazados, más de 10.000 muertos y unos 14 millones de personas no pueden satisfacer sus necesidades alimentarias básicas ni recibir asistencia sanitaria digna. Arabia Saudita somete al Yemen a un bloqueo naval y aéreo que impide la entrada de alimentos y ayuda humanitaria y ha llevado a cabo bombardeos sobre centrales eléctricas y hospitales.

Volviendo al inicio del artículo, las fotografías mostradas en el informe de ARES, aparecen lanzacohetes y granadas fabricadas por la española Instalaza en Yemen. El gobierno de Yemen no ha comprado dichas armas a España, por tanto que los Houthis estén en posesión de estar armas, solo puede ser debido a que las hayan robado a las propias fuerzas de Arabia Saudita o que Arabia Saudí las haya suministrado a grupos rebeldes yemenís y que los Houthis se las hayan sustraído a estos grupos.

En definitiva estas armas han sido adquiridas por Arabia Saudita con autorización del gobierno español y posteriormente han acabado en manos en la insurgencia houthis. ¿Ha siso ésta una venta responsable? Es necesario que el gobierno español modifique los criterios de autorización de las exportaciones de armas que eviten situaciones como esta.

Público

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.