Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Ante la III marcha contra la base de la Legión española en Viator

Sábado.7 de abril de 2018 191 visitas Sin comentarios
Nación Andaluza, en La Haine. #TITRE

Ni yankis ni españolas ¡Bases fuera!

El próximo domingo 8 de abril, las militantes de Nación Andaluza, junto al resto de organizaciones y colectivos que forman la plataforma “OTAN no, bases fuera” de Almería, participaremos en la III Marcha a la base militar de la legión española en Viator (Almería). Convocamos a toda la población almeriense y andaluza a sumarse a las protestas contra la utilización y explotación de nuestro territorio como base militar desde la que se agrede a otros pueblos.

El imperialismo, fase senil del capitalismo, se muestra cada vez más agresivo para garantizar su predominio mundial. Y en sus planes el Mediterráneo y Andalucía son piezas fundamentales. La base militar española de Viator, está al servicio de la organización criminal y terrorista OTAN. La OTAN se ha cobrado la vida de millones de personas a lo largo de su historia, y recientemente conocemos los efectos destructivos de su potencia militar en países como Afganistán, Irak, Libia, Siria… Ante la creciente militarización del Mediterráneo como izquierda independentista andaluza consideramos imprescindible reivindicar la desmilitarización de Andalucía. Andalucía es un país en paz, que no ha de alimentar las guerras creadas por la codicia de las multinacionales occidentales para el control de los pueblos y los recursos naturales de la Tierra.

La Brigada Alfonso XIII, con base en Viator, fue declarada en el 2017 “fuerza de alta disponibilidad” al servicio de la OTAN. Esto significa que desde Almería se están desplegando fuerzas militares que participan en la agresión y expolio a otros países (Afganistán, Irák…) poniendo en peligro a la población almeriense y andaluza por las posibles respuestas de los países atacados. Almería y Andalucía se han convertido en “objetivo militar” y la población corre el riesgo de sufrir las consecuencias de una guerra que las andaluzas no hemos decidido y cuyos beneficiarios, como siempre, son la industria armamentística y las multinacionales, que se lucran de guerras y los genocidios y ecocidios que suponen.

Andalucía, como colonia interior del Estado Español, no tiene soberanía política ni militar, esta realidad da lugar a que el Estado Español “venda” el territorio andaluz a las políticas belicistas e imperialistas de EE.UU, la Unión Europea y Reino Unido, convirtiendo nuestro país en una gran base militar.

El compromiso de España con la OTAN de destinar a gastos de “defensa” el 2% del PIB hace que el presupuesto militar del Estado español llegue a los 24,000 millones de euros, en una situación en la que el paro, la emigración forzosa, la desigualdad social, la pobreza y la marginalidad azotan a miles de andaluzas que han visto como la “crisis” del capitalismo les ha empobrecido aún más. El colonialismo español se sirve de la miseria que genera en nuestro Pueblo para engrosar con la juventud trabajadora andaluza las listas de sus ejércitos y cuerpos policiales. El porcentaje de andaluzas que se ven obligadas a ser mercenarias de los intereses económicos de la burguesía española es mucho más alto que el de las habitantes de otros países del Estado. Vivimos bajo la ocupación militar española, estadounidense y británica, y además, somos militarizadas como ningún otro país bajo dominio español. Las clases populares estamos soportando una crisis que ha cambiado las relaciones entre clases, desencadenando un trasvase de rentas desde las clases populares hacia la oligarquía financiera y especulativa; la reducción de gastos sociales, educación y sanidad, unida al aumento de los gastos militares, evidencian una situación colonial en Andalucía que debemos superar con la única salida viable: poder popular, soberanía y proceso constituyente andaluz.

El ejército español es, en su esencia y naturaleza estructural, la representación del imperialismo, el racismo y el patriarcado que caracteriza a todo Estado Español. Una institución cuyo carácter democrático es inexistente, heredera en sus mandos como en sus normas del régimen franquista, y que ante casos de violencia machista entre sus soldados, desde el acoso sexual a las violaciones, no dudan en responsabilizar a las víctimas hasta el punto de expedientarlas con meses de arresto o la expulsión del ejército. No hay reforma posible, la única alternativa feminista, anticapitalista y soberanista es expulsar al ejército español de Andalucía y promover su abolición.

Sólo desde una Andalucía soberana con un estado independiente podremos decidir sobre nuestro territorio y sobre los usos a los que destinamos el mismo. La solución al “peligro bélico” que sufre Andalucía nunca va a llegar desde el Estado español, porque España es parte del problema al ser una estructura política al servicio de las clases dominantes, y, por tanto, de sus guerras de rapiña. Por todo ello, Nación Andaluza apuesta por una Andalucía libre e soberana fuera de la OTAN, de la UE y del euro. Una Andalucía solidaria, internacionalista y en paz con todos los países del mundo y en especial con los mediterráneos, por ser este el espacio natural e histórico de intercambios comerciales y culturales del pueblo andaluz.

¡Ni en Rota, Morón o Viator, fuera las fuerzas de ocupación!

¡Andalucía sin bases militares!

Texto completo en: https://www.lahaine.org/ante-la-iii...

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.